RADAR POLÍTICO

21 julio, 2017

VA TRANSCÁNADA CONTRA PEQUEÑOS PROPIETARIOS

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

Atitalaquia, Hgo.- Con la finalidad de continuar sin contratiempos la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula y evitar que pequeños propietarios de la región de Tula, frenen el avance del millonario proyecto de la empresa TransCánada, la firma transnacional dio inicio a una serie de procedimientos legales, para validar convenios servidumbre de paso, presuntamente pactada con productores agrícolas que verán efectadas sus tierras por las tuberías.

A través de la Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, S.R.L. de C.V., que es una de sus empresas subsidiarias, TransCánada promovió ante el Tribunal Unitario Agrario 55 con sede en Pachuca, los expedientes 353/2017, 355/2017, 357/2017 y 366/2017, entre otros, en los que demanda la validación de la servidumbre de paso por predios propiedad de Ignacio Hernández Alpizar, Ana Lilia Reyes López, Guillermina Sánchez Reyes y Gumercindo Graciano Portillo Cruz, para garantizar el derecho de vía en esos terrenos.

De acuerdo a fuentes del Tribunal Unitario Agrario, los terrenos en los que TransCánada exige que se le reconozca el derecho de vía para continuar con la introducción del gasoducto de 36 pulgadas, corresponden a la comunidad de San Jerónimo Tlamaco y la cabecera del municipio de Atitalaquia; Tula de Allende y Atotonilco de Tula, destacando que en éste último, en el 2016 pagó al ayuntamiento 5 millones 852 mil 269 pesos para obtener la licencia de construcción LIC-OP-2016-020 que la autoriza a realizar los trabajos, pese a las afectaciones que causará a tres comunidades, entre ellas la de Texas.

La empresa TransCánada que ha encontrado oposición a su proyecto en los municipios de Tepeji del Río, Zempoala y Tenango de Doria, en éste último por las daños irreparables que causará a centros ceremoniales en comunidades indígenas, fue beneficiada en noviembre del 2015 con la licitación para construir el gasoducto Tuxpan-Tula a través del cual se pretende transportar 886 millones de pies cúbicos de gas natural mediante un sistema de tuberías.

Destaca que con la misma intención de que se le validara el derecho de vía a su obra, el año pasado Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, también promovió en jurisdicción voluntaria el expediente 66/2016-V-B, pero este ante el Juzgado primero de Distrito de Pachuca, del circuito judicial 29 Hidalgo, en contra del pequeño propietario Abel Álvarez Cerón de la localidad de Ixtazacuala en Atitalaquia , pero en los términos de la Ley de Amparo, el Poder Judicial de la Federación les decretó la caducidad de la instancia, ésta vez lo hacen ante el Tribunal Unitario Agrario.

Situación controversial también ha generado en el municipio de Tizayuca, la construcción de un gasoducto ramal por parte de la empresa Integrated Gas Services de México, S. de R. L. de C.V (Igasamex Bajio) en la comunidad de Tepojaco, donde hace unos días los habitantes frenaron las obras, hasta que los representantes legales expliquen de manera puntual el proyecto, en qué beneficiará a la localidad y reciban la autorización de los vecinos.

4 noviembre, 2014

TULA, CONSTRUYEN CASAS SOBRE RUINAS ARQUEOLÓGICAS

*Riqueza Tolteca se pierde en Tula.

**Incumple el INAH la protección a las ruinas.

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

Fotos: Isaías Valenzuela

Tula de Allende, Hgo.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), incumple su obligación de preservar la cultura y riqueza arqueológica en algunas zonas de este municipio, donde la mancha urbana absorbe, lo que hace siglos fuera parte de las civilizaciones toltecas.

A pesar de que en febrero de este 2014, se dio a conocer que personal del INAH analizaba la posibilidad de reubicar a familias de la colonia 16 de enero de Tula, cuyas viviendas están invadiendo zonas de riqueza arqueológica, hasta la fecha, ningún trabajador del organismo realiza estudios o labores en la zona, en la que desde el año 2010 se realizaron algunos descubrimientos en los que trabajó el arqueólogo Juan Manuel Toxtle Farfán y tres décadas antes lo hizo Carlos Hernández Reyes.

En la zona también se ubican las llamadas “ruinas” de El Oro o el Tesoro, respecto a las cuales el INAH había divulgado la posibilidad de un decreto de expropiación de predios, que afectaría únicamente áreas donde se localizaran construcciones de riqueza prehispánica que pudieran ser rescatadas.

Pero, argumentando falta de recursos económicos y humanos para investigación, rescate y protección, la delegación Hidalgo a cargo de Rodolfo Palma Rojo abandonó todo trabajo, específicamente en la calle de las Tres Culturas que es la más afectada.

A la fecha, ni en las “ruinas” de El Tesoro ni en las de la Reina Xóchitl que se ubican en la misma zona de la colonia 16 de enero en el cerro de la Malinche, existe el mínimo trabajo para preservar la riqueza arqueológica; Y en cambio, hay viviendas cuyos moradores han utilizado los basamentos piramidales como cimientos para construir sus casas o como escaleras para acceder a las mismas, por lo que para intentar un rescate se requeriría primero la demolición.

Pirámides o Basamentos incompletos y sin protección, así como vestigios grafiteados, son los que se evidencian en la colonia 16 de enero, pero existe la fundada sospecha de que ahí mismo pudieran encontrarse entierros y diversos objetos de la cultura Tolteca, pues cuando el municipio, Comisión Federal de Electricidad, Teléfonos de México o la Comisión de Agua han llegado a realizar excavaciones para trabajos diversos como lo es la extensión de sus redes, se han encontrado muestras de esa “riqueza” que para el INAH no parece tener la menor importancia.

Ante la incompetencia del delegado Rodolfo Palma para cumplir su trabajo, hace unas semanas personal de la delegación INAH-Hidalgo se manifestó en Pachuca para exigir la salida del funcionario, a quien recriminaron el desinterés que muestra en el impulso a proyectos de rescate, de lo cual es evidencia palpable el abandono de zonas arqueológicas y específicamente esta zona de Tula.

En la calle de las tres culturas en la colonia 16 de enero, las casas ya están sobre las pirámides y al organismo federal no parecen importarle las afectaciones o pérdidas que ello pueda significar; esa sección de lo que fue una zona arqueológica de la cultura Tolteca, ya no representa ningún atractivo para el turismo y ha dejado de ser importante en los mapas de arqueología urbana, lo que confirma el como se pierde la riqueza de las culturas prehispánicas, ante la incompetencia del organismo federal.

« Página anteriorPágina siguiente »

WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: