RADAR POLÍTICO

12 marzo, 2018

Julio Menchaca… “NO DEJARÉ LA CANDIDATURA”

 

 

Redacción/RADAR POLÍTICO

Pachuca de Soto, Hgo.- Julio Menchaca Salazar, precandidato del partido MORENA al Senado de la República por Hidalgo, desmintió la posibilidad de que pudiera dejar la candidatura o de que sea desplazado de la misma para que otro ocupe esa posición.

Menchaca Salazar consideró como natural que ante la intensidad que representa un proceso electoral como el que se vive en México, surjan especulaciones en todos los niveles, pero reiteró que la postulación está en firme, tal como quedó definido en el acuerdo emitido por el Consejo Político de MORENA el 18 de febrero.

Aseguró que el consejo político es el máximo órgano al interior del partido y que el acuerdo que emitieron sus integrantes habrá de cumplirse al pie de la letra, por lo que “solo estamos esperando el registro” y no habrá cambio alguno.

El precandidato del MORENA agregó que en cumplimiento a lo que establece la ley, actualmente “nos encontramos en la etapa de intercampaña” y que en apego a las limitantes que se establecen para este periodo, el fin de semana visitó algunos municipios de la huasteca hidalguense, entre ellos Huejutla, Atlapexco, Yahualica y Calnali.

También ha visitado diferentes regiones y distritos electorales “porque el documento es contundente y el modelo de selección de precandidatos en MORENA es inflexible”, así es que no habrá cambios, reiteró Julio Menchaca, solo “son rumores, son rumores, como dice la canción”.

Respecto al proceso electoral, el ex-magistrado Julio Menchaca indicó finalmente que una vez que se concrete el registro, se estará en posibilidad de realizar una campaña abierta y de propuestas, que tentativamente podrían comenzar los candidatos de MORENA el 1º de abril, por lo que implica el fin de semana previo.

 

19 diciembre, 2017

MORENA-PES, INCONGRUENCIA IDEOLÓGICA

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

A pesar de la gran diferencia que existe entre su supuesta ideología, a nadie sorprendió que los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, junto con Movimiento Ciudadano, se aliaran para constituir lo ahora llaman Frente por México, al fin y al cabo esos principios ideológicos los han pisoteado en muchas ocasiones y en muchos lados, especialmente el partido naranja, que no representa prácticamente nada y que siempre se ha tenido que colgar de otros institutos políticos para que sus candidatos no queden en ridículo.

Pero lo que sí sorprendió fue el anuncio de que el Partido Encuentro Social se sumará a la coalición del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA y lo que queda del Partido del Trabajo (PT) que postulará a Andrés Manuel López Obrador como candidato a la presidencia de la República, en lo que será su tercer intento por llegar a Los Pinos.

Para nadie es desconocido que el PES, partido que dirige Alejandro González Murillo había anunciado que sería aliado del PRI, pero si el candidato del Partido Revolucionario Institucional era el ex-gobernador y actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; pero como el hidalguense no fue el elegido, Encuentro Social se va con el enemigo, López Obrador, quien sin la menor vergüenza y congruencia, acepta aliarse con un sector de lo que él llama “la mafia del poder”, siempre y cuando contribuyan a su ambición de ser presidente.

AMLO siempre ha exhibido que su único interés es el poder, aun al margen de las necesidades de los ciudadanos; es un tipo pragmático, acepta y se alía con quien sea, siempre y cuando sume a su causa, a la de nadie más. Según él se opone a lo que llama el “embate privatizador” que representan las reformas estructurales, mismas que fueron aprobadas con el apoyo del PES, su ahora aliado.

Según el Peje se opone a la “militarización” de la seguridad pública, pero la bancada de MORENA y del PES firmaron a favor de la Ley de Seguridad Interior que representa lo contrario; AMLO critica en público a quienes él llama los “juniors” de la política, pero a sus hijos José Ramón, Gonzalo y Andrés Manuel López Beltrán les asigna cargos de dirección en el comité de MORENA y se alía con el más claro ejemplo de lo que es un Mirrey de la política, Alejandro González Murillo, aplaudidor de las reformas, del gasolinazo, aliado de Peña Nieto y sobrino del ex-gobernador Jesús Murillo Karam.

Sobran las muestras de incongruencia por parte de AMLO; su alianza con Manuel Bartlett Díaz, operador del mayor fraude electoral de la historia es emblemático. No es respetuoso de la norma jurídica, si lo fuera, jamás habría sido jefe de gobierno de la Ciudad de México, pues la residencia no le alcanzaba; Tampoco es respetuoso de las instituciones, a las que muchas veces ha “mandado al diablo”.

Obviamente como su origen está en el PRI, tampoco sabe respetar una ideología de izquierda y a ésta solo la utiliza para saciar su ambición.

Si él es incongruente, no lo son menos los de Encuentro Social, que hasta hace unos días opinaban que López Obrador era un “viejito loco” y ahora lo promoverán como el “salvador de México”. Hace unas semanas estaban al lado del PRI, hoy dicen estar “del lado correcto de la historia”. Cínicos.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Twitter: @joelsanradar

https://joelsan.wordpress.com

 

Página siguiente »

WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: