RADAR POLÍTICO

16 febrero, 2021

ENTREGAN VENTILADORES Y APOYOS PARA HABITANTES DE LA SIERRA Y LA HUASTECA

Huejutla de Reyes, Hgo.- Este fin de semana el alcalde de Mineral de la Reforma Israel Félix Soto, realizó la entrega de 2 ventiladores respiratorios a la clínica rural del IMSS de Huejutla y uno más para el Hospital de Atención Inmediata COVID-19 a fin de atender a pacientes críticos y en recuperación.

“Con la entrega de estos tres ventiladores salvaremos más vidas y fortaleceremos los servicios de salud en Huejutla. Los presidentes municipales tenemos que trabajar aún más unidos para apoyar los esfuerzos que el gobernador Omar Fayad y la Secretaría de Salud realizan para enfrentar la pandemia” señaló Israel Félix quien estuvo acompañado por el secretario de Salud Estatal, Alejandro Efraín Benítez Herrera y de Daniel Andrade Zurutuza, presidente municipal de Huejutla.

A esta entrega también acudieron los alcaldes de Huautla, Calnali, Yahualica, San Felipe Orizatlán, Atlapexco, Huazalingo, Xochiatipan y Jaltocán.

En su recorrido Israel Félix Soto, invitado por Elías Sanjuán Sánchez, presidente de Yahualica, también visitó la comunidad de Santa Teresa para iniciar la entrega de apoyos y gestiones realizadas por ambos mandatarios, que beneficiarán a huastecos y serranos afectados por la pandemia.

Finalmente el edil de Mineral de la Reforma reafirmó su compromiso de continuar haciendo todas las gestiones a su alcance para salvar más vidas con acciones concretas y contundentes “La tarea más importante que tenemos hoy todos los gobernantes es una sola: salvar más vidas”, puntualizó Félix Soto.

INDÍGENAS ÑHAÑUS, SIN RECURSOS FRENTE AL COVID

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

No todos tienen la suerte de vivir en un palacio y de ser atendidos las 24 horas por neumólogos, infectólogos, intensivistas, los mejores especialistas y de contar las medicinas y antivirales más eficaces y los equipos médicos más avanzados por si se ofrecen; algunos –la gran mayoría- no tiene a su alcance ni siquiera lo más elemental para sobrevivir, muchos menos para enfrentar la enfermedad del COVID-19.

Así lo hace notar el Consejo Supremo Hñahñu, organización indígena del estado de Hidalgo, que a través de su comunicado expresó su congratulación por la recuperación total y casi mágica del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero al mismo tiempo se lamentan de la realidad que se vive entre los otomíes y hñahñus, y citan ejemplos del calvario que viven los pueblos indígenas, porque si la pandemia los alcanza, simplemente no tienen dinero para su atención médica.

La historia de Don Goyo, hombre de 86 años de edad, es la de miles de indígenas hidalguenses; se infectó de COVID y cuentan sus familiares que de acuerdo a sus usos y costumbres, se atendió con té de eucalipto, dientes de ajo y miel, pues su familia no tuvo dinero para medicinas, ni tampoco para trasladarlo a un hospital; cuando recibieron ayuda para hacerlo, el nosocomio estaba lleno y no lo recibieron porque no había camas.

Terminaron hospitalizándolo en el Estado de México y allá murió; ello fue el descanso para él, pero el inicio para su familia, del suplicio por regresar su cuerpo a Hidalgo.

Desgraciadamente, la desaparición de programas como el Seguro Popular y la falta de solidaridad del Presidente con los indígenas, a los que prometió que estarían entre sus 100 prioridades, hace que la historia de Don Goyo, originario de Tezontepec de Aldama, no sea la única, dice el Consejo Supremo Hñahñu, que le pide a López Obrador que se solidarice con ellos y que recuerde que al inicio de su gestión recibió de los indígenas el bastón de mando.

El CSH refiere los casos de Lorenzo y Juan, hermanos futbolistas y de “Boni” un joven mecánico, los tres fallecieron en Ixmiquilpan bajo las mismas condiciones de pobreza que les impidió una atención médica.

Pero más allá de la extrema pobreza, la “mágica” recuperación de López Obrador y la inevitable muerte de Don Goyo, pone énfasis en el México de las desigualdades, en el de los mexicanos de primera y el de los desamparados, el de los más pobres, aquellos a los que habían prometido que serían los primeros en todo.

Mientras haya falta de camas, medicinas, equipos y personal médico y de enfermería en los hospitales; en tanto sigan faltando vacunas, insumos y hasta lo más elemental para atender a los enfermos, resulta inválido e incongruente que el presidente López Obrador siga insistiendo en que “vamos muy bien”, en su afirmación de que “no nos ha ido tan mal con la pandemia” y en que no se cambiará por ningún motivo la estrategia que se ha seguido para enfrentarla.

La historia de Don Goyo, no es nada más la tragedia de un hombre y de su familia, es la desgracia de un pueblo pobre y necesitado; de una pobreza histórica que no se va a resolver en este gobierno ni en ningún otro; pero lo que si puede hacer el Presidente, es no seguirse burlando de ellos con su “vamos muy bien y primero los pobres”; ser solidario con los millones de “Goyos” que hay, eso sí puede hacerlo.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

http://radar-politico.com.mx

WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: