RADAR POLÍTICO

9 julio, 2019

OTRA BAJA EN EL GABINETE, AHORA RENUNCIA EL SECRETARIO DE HACIENDA

Filed under: Información general,RADAR POLÍTICO — joelsan @ 12:28 PM

A unos días de haberse cumplido los primeros 7 meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzua Macías, renunció al cargo y causó baja en el gabinete, luego de hacer una muy severa crítica a las políticas públicas en materia económica y denunciar la imposición de funcionarios sin conocimientos de hacienda por parte de influyentes del actual gobierno.

Además de hacer público el conflicto de intereses, el que fuera el segundo funcionario más importante del gabinete presidencial, denuncia a través de una breve carta, discrepancias en materia económica y alerta que se han tomado decisiones de políticas públicas sin sustento, que no están basadas en evidencias y sin cuidar los efectos que pudieran tener.

La renuncia de Carlos Urzua ha generado inquietud en los mercados y un inmediato ascenso en la cotización del dólar. Hasta el momento ha trascendido que el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público será el hidalguense Arturo Herrera Gutiérrez, quien ser venía desempeñando como subsecretario.

#Opinión – Peligrosa Rebelión en la Policía Federal

Filed under: General,Información general,RADAR POLÍTICO — joelsan @ 9:09 AM

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

En un hecho sin precedente, los elementos de la Policía Federal y de la Gendarmería, iniciaron una rebelión que pondrá a prueba las muy pocas habilidades de gobierno de quienes conducen la llamada 4ª Transformación en México, cuyos primeros siete meses de gestión, hacen alarde de la falta de talento cuando se trata de tomar de decisiones y se hace, sin medir consecuencias.

A pesar de que en campaña el ahora presidente de la República prometió que se iba a desmilitarizar el país, el Gobierno Federal determinó la creación de una Guardia Nacional para combatir a la delincuencia organizada y frenar los altos índices delictivos, pero el nuevo cuerpo de seguridad se encuentra bajo un mando militar y conformado principalmente por elementos que formaron parte del ejército, entre ellos los que fueron del extinto Estado Mayor Presidencial, que de ser un cuerpo de élite, ahora son tropa en un nuevo intento en el combate al crimen.

Los Policías Federales que realizaron paros y bloqueos carreteros en autopistas como la México-Pachuca; México-Querétaro y México-Pirámides a partir del miércoles, muchos de ellos llevándose los autopatrullas y armas de cargo, lo hicieron en protesta por la decisión de desaparecer la corporación e incorporarlos como activos a la Guardia Nacional, pero bajo la condición de que previamente firmen su renuncia y se olviden de la antigüedad que acumularon  en la PF, incluso los que estaban por lograr su jubilación o el retiro por cesantía.

Poseedores de la más completa formación policiaca, con respaldo académico, experiencia operativa y acostumbrados a un buen ingreso económico, exigen que se les respeten sus prestaciones salariales y derechos laborales, que se la reconozca la antigüedad y no se les reduzca el sueldo ni el grado que han alcanzado dentro de la estructura policial, la cual piden que se conserve porque les ha llevado años el alcanzar el nivel y preparación que ahora tienen.

Pero ello no parece importarle al gobierno, mucho menos al presidente Andrés Manuel López Obrador, que al momento en el que se mantenían las carreteras bloqueadas y el conflicto en un punto en el que se estaba a muy poco de estallar la violencia, él se encontraba practicando beisbol, según lo hizo público en redes sociales, en las que aseguró que estaba “tirando la polilla”.

Lejos de buscar una solución al problema, él Presidente y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño, lo que hicieron fue buscar culpables del conflicto y, dando palos de ciego, primero culparon al ex-presidente Felipe Calderón Hinojosa y al ex-secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de ser la mano negra tras el conflicto y después recurrieron a la descalificación de quienes protestan para que se le respeten sus prestaciones y derechos laborales.

A esos policías que quieren forzar a integrarse a la Guardia Nacional y que se resisten, los acusan de estar “podridos”, de querer conservar un salario fifí y, según Durazo, el líder de los uniformados inconformes estuvo preso por el delito de secuestro.

Si eso fuera cierto, porqué no en vez de despedirlos o recontratarlos los consignan por los delitos que deban los supuestos “podridos”; si acaso es verdad que uno de ellos es secuestrador –que no sería nada raro-, pues que lo encarcelen, pero que no se recurran solo a descalificaciones para justificar la ineficacia en la operación de extinguir a la Policía Federal.

Se trata de un conflicto enorme y, por el proceder de quienes deben resolverlo, es preocupante que ahí se refleje también la misma incompetencia de los últimos 7 meses.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Twitter: @joelsanradar

https://joelsan.wordpress.com

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: