RADAR POLÍTICO

6 octubre, 2015

Virginia, E.U… MIGRANTE HIDALGUENSE SE GRADUA CON HONORES

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

Mixquiahuala de Juárez, Hgo.- Tras casi tres lustros de haber llegado a los Estados Unidos de Norteamérica de manera ilegal, sin documentos y sin hablar inglés, un joven hidalguense se ha convertido en el protagonista de una historia de éxito al cumplir el llamado “sueño americano”.

Se trata de Julio Cesar Monroy Cruz, quien siendo originario del municipio de Mixquiahuala de Juárez, en el verano del 2011 se graduó con honores como ingeniero aero-espacial en el Virginia Polytechnic Institute-State University (Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia) en la Unión Americana y es un destacado profesionista en su rama.

Recién había terminado su instrucción primaria en la escuela “General Pedro María Anaya”, de los tigres de Mixquiahuala y Julio Cesar Monroy llegó a los Estados Unidos a los 13 años de edad; acompañando a sus padres Aron Monroy y Teresa Cruz, quienes como muchos mexicanos emigraron al vecino país del norte buscando una ocupación laboral que les brindara mejores oportunidades de vida para ellos y sus hijos, lo cual lograron gracias a un gran esfuerzo.

Los padres de Julio cuentan que al arribar a los Estados Unidos desconocían lo que les deparaba el destino y que Arón Monroy llegó a tener hasta cuatro trabajos de manera simultánea, prácticamente sin ningún descanso, pero ello rendiría frutos al paso de los años, más ahora que ha visto triunfar a su hijo mayor y se encuentran bien sus hermanos, Julio y Aarón Jr., éste último apenas está iniciando la “High School”, equivalente al bachillerato en México, juega futbol americano y va por muy buen camino.

Desde que culminó su instrucción secundaria, Julio Monroy ya destacaba como un excelente alumno, pues se ubicó entre los 10 primeros lugares de todos los graduados de su generación, y cuando egresó de la prestigiada institución “Virginia Tech”, que solo tiene intercambio con una institución académica de México, que es el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, se graduó con honores, lo que le auguró un gran futuro.

CAMINO DIFICIL

La ruta de Julio hacia el éxito no ha sido nada sencilla; el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (VPISU) –por sus siglas en inglés- se ubica en la ciudad de Blacksburg, VA, en los Estados Unidos; donde Julio Monroy pudo cumplir su sueño sin dejar de esforzarse por contribuir al progreso de su familia, pues sus padres han revelado a los medios de comunicación, que además de estudiar, él se distinguió por laborar en los periodos vacacionales para tener por sí mismo un sustento.

Por carecer de documentos, los bancos les negaron financiamiento para costear su formación profesional, así que entre todos tuvieron que trabajar para costearlos, lo tuvieron que pagar todo, sobre la marcha, lo cual al paso del tiempo agradecen, pues actualmente no tienen deudas, a diferencia de muchos estudiantes, incluso norteamericanos, quienes al egresar tienen que empezar a pagar en mensualidades con intereses, sin posibilidad de declararse en bancarrota, lo cual es muy pesado para ellos.

Los primeros dos años después de egresar, Julio Monroy no pudo trabajar y ejercer su carrera por carecer de papeles y, aun graduado con honores siguió laborando en la jardinería, junto con su papá y su hermano Julio; “un día, regresando sucios y sudorosos” abrió el correo y encontró su permiso de trabajo, “pues el presidente Barak Obama dio un permiso especial para los soñadores”.

Una semana después ya tenía ocupación laboral, a las dos semanas se fue a New York igual con trabajo, para la empresa Kawasaki; viaja mucho a Los Angeles y a Chicago, tiene muchas ofertas de trabajo, incluso una para participar en el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, pero está muy bien allá, es jefe de área y tiene muy buenas prestaciones “incluyendo una suite”.

 

Los padres de Julio Monroy han dicho sentirse orgullosos porque jóvenes como él llegan a los Estados Unidos a ayudar, a aportar y hacer de este y de su nación de origen, países más fuertes; “es un joven muy humilde y sencillo, tiene muy buenos valores, voluntad, honestidad, paciencia, determinación”, dice Arón Monroy.

El sueño no está cumplido todavía en su totalidad, porque para trabajar en la NASA u otra entidad del gobierno federal, mínimo necesita la Green Card o la Ciudadanía, pero aún está muy joven, tiene 28 años y la siguiente meta es el posgrado.

En el municipio de Mixquiahuala de Juárez y en el resto del estado de Hidalgo, pocos conocen el caso de éxito de la familia Monroy Cruz y en especial de Julio, quien superó los problemas que enfrenta todo migrante y hoy con honores es un Ingeniero Aero-espacial.

Publicado en Diario Unomásuno-Hidalgo.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: