RADAR POLÍTICO

9 julio, 2015

Niño queda sordo por Negligencia Médica

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

Tulancingo de Bravo, Hgo.- Padres del menos Saúl Adrián Juárez Tapia, demandaron justicia en el caso de negligencia médica que afectó gravemente a su hijo y que lo ha dejado con sordera y retraso psicomotriz, por la irresponsabilidad de dos médicos de una clínica particular.

Víctor Juárez Álvarez y Adriana Lizbeth Tapia Ramírez, narraron a éste medio de comunicación el viacrucis legal que han tenido que sortear desde hace tres años, luego de que Saúl, el menor de sus dos hijos, naciera prematuramente en la Clínica Médico Quirúrgica Fleming, donde ni el ginecólogo Gaudencio Gayosso García, ni el pediatra Luis Raúl Ramírez Piñón, le brindaran la atención adecuada.

Saúl Adrián

El niño que inicialmente fue diagnosticado con Síndrome de adaptación cardiopulmonar, fue trasladado de urgencia de la Clínica Fleming a la clínica hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social en Tulancingo, al cual arribó con un paro cardiorespiratorio y posteriormente fue conducido al IMSS en Pachuca para continuar su atención.

Explicaron que en el IMSS, los médicos del seguro les indicaron que el menor había padecido una neumonía in-útero, la cual no le fue tratada y tampoco a la madre, por lo que el daño en el oído y el neurológico eran considerados irreversibles.

Fue entonces que los padres de familia iniciaron una averiguación previa en el Centro de Atención a Víctimas de Tulancingo, misma que tardó casi tres años en integrarse y consignarse ante un juzgado penal; interpusieron un procedimiento en la Comisión de Arbitraje Médico del estado de Hidalgo (CAMEH) y ahí determinaron que efectivamente se trató de un caso de negligencia médica por parte de los galenos de la clínica Fleming.

Actualmente el asunto se encuentra radicado en el Juzgado 1º de lo penal en Tulancingo, donde a los médicos se les fijó una ridícula fianza para obtener su libertad.

Víctor Juárez destacó que la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo (CDHEH), a través de la visitaduría regional en Tulancingo, se negó a iniciar un procedimiento de queja argumentando que estaban impedidos por estar en curso un proceso jurisdiccional, pero mucho después accedió bajo presión comprometiéndose a dar seguimiento al caso.

La madre de familia señaló que actualmente su hijo Saúl Adrián carece de terapias y rehabilitación, por lo que demandan se garantice la correcta atención médica de su hijo y que se sancione a los médicos que incurrieron en la negligencia y que por esa misma están sujetos a proceso penal.

Con información de RADAR POLÍTICO

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: