RADAR POLÍTICO

15 diciembre, 2010

POLITIZA LA IGLESIA LOS SERVICIOS RELIGIOSOS

 Joel Sánchez Rodríguez

Tlanchinol, Hgo.- Militantes de la organización Antorcha Campesina en Hidalgo, acusaron al párroco Agustín Ceniceros Nájera de politizar los servicios religiosos de la iglesia Natividad de María ubicada en la comunidad de Cuatlimax, para obligar a la gente a renunciar a su filiación antorchista, ante el conflicto que desde hace meses sostienen con el presidente municipal panista Alejandro Bautista Hernández y el señor Martín Hernández Peña a quien señalan como cacique de la región.

Los antorchistas denunciaron que como una medida de presión para que se alejen de Antorcha Campesina, a diversas familias de campesinos e indígenas de Tlanchinol, municipio enclavado en la sierra hidalguense, les fue negada la confirmación por simpatizar con dicha organización.

Señalaron que otro ejemplo de la politización que el párroco realiza de los servicios religiosos, está el hecho de que a varias parejas que se han comprometido en matrimonio desde hace meses, el sacerdote Agustín Ceniceros Nájera les ha negado la posibilidad de casarse por la iglesia en tanto se mantengan dentro de Antorcha Campesina.

Acusaron que en el contubernio con el cacique Martín Hernández Peña, se encuentra el catequista identificado como Pedro Martínez Cruz, lo cual aseguran está comprobado con el dicho del párroco en el sentido de que “se les niega el servicio por estar metidos en una organización que sólo causa problemas a la comunidad” y que esto se lo había informado su colaborador.

Externaron su preocupación porque en unos días más se realizarán las fiestas patronales del pueblo de Cuatlimax, para las cuales el delegado de la comunidad Félix Marcial Villegas les ha exigido a cada familia una aportación de 160 pesos, pero que la población se ha negado a realizar las aportaciones ante la actitud del párroco de no proporcionarles los servicios religiosos que ellos requieren.

HISTORIA DE PROBLEMAS

El caso del sacerdote Agustín Ceniceros Nájera, no es el único problema que la población de Cuatlimax ha enfrentado con la iglesia, pues en junio del 2008 acusaron al Obispo de la Diócesis de Huejutla Salvador Martínez Pérez de haber encubierto al anterior párroco Reinaldo Chávez López, al que se acusó de que mediante engaños sostenía relaciones sexuales con varias mujeres y una de ellas había resultado embarazada como quedó asentado en la averiguación previa número 5/HUE/CAVI/103/2008 iniciada ante el Centro de Atención a Víctimas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

El obispado también ha sido acusado de generar conflictos en los municipios de Molango y Calnali, incluso en este último llegó a suspender los servicios religiosos como una presión para que el pueblo desistiera de realizar el tradicional carnaval que se efectúa anualmente.

Los antorchistas advirtieron del riesgo de que se genere un enfrentamiento ante la amenaza del delegado de la comunidad de que si no cooperan los mandará golpear como ya ha ocurrido en otras ocasiones, derivado todo del conflicto que sostienen con el presidente municipal, el panista Alejandro Bautista Hernández.

La organización que a nivel estatal dirige Guadalupe Orona Urias ha dado a conocer que a la población de Cuatlimax, no solo se les han negado los servicios religiosos, sino también los de salud y administrativos por parte del Ayuntamiento, que igualmente se niega a proporcionarles obras de beneficio común y servicios básicos para quienes habitan en las zonas más marginadas del municipio.

2 junio, 2010

TRAGEDIA ANTORCHISTA EMBISTEN A CONTINGENTE

Temascalapa, EdoMex.- Una persona murió y al menos 15 resultaron heridas, como saldo del lamentable accidente ocurrido la mañana de hoy al filo de las 11:00 horas en la autopista México-Pachuca a la altura del kilómetro 28, donde un autobús de pasajeros de la línea Temascalapa 2000, con matrícula 809 HF4 del Servicio Público Federal, atropelló al contingente de la organización Antorcha Campesina de Hidalgo, que marchaba rumbo a la Residencia Oficial de Los Pinos, en el Distrito Federal.

Los antorchistas partieron de Pachuca el pasado domingo y cuando avanzaban por Temascalapa esta mañana, los embistió la pesada unidad, muriendo en el sitio una persona identificada como Pablo Hernández Medina, de 60 años de edad, originario del municipio de Tlanchinol, lugar donde el gobierno municipal panista ha implementado una política de represión y agresión hacia los grupos de antorcha, lo que motivó esta marcha.

Quince personas más resultaron lesionadas y se reporta que al menos tres se encuentran graves, entre ellos la señora Cruz Ángeles y Felix Salvador, ambos de la ciudad de Pachuca.

En tanto el chofer del autobús fue detenido y puesto a disposición de las autoridades del Estado de México, los lesionados fueron trasladados a diversos nosocomios en su mayoría del Distrito Federal.

Guadalupe Orona Urias, dirigente estatal de Antorcha Campesina, puso en duda que el lamentable accidente haya ocurrido como tal, señala que primero porque la marcha iba debidamente señalizada y protegida por elementos de seguridad; segundo porque el autobús viajaba sin pasajeros y rebasando por el acotamiento y porque antes de atropellar a los antorchistas, arroyó a su paso a su paso a cinco vehículos y una ambulancia que protegían a los marchantes.

6 marzo, 2010

ALCALDE PANISTA AMENAZA CON REPRESIÓN

Joel Sánchez Rodríguez

Tlanchinol, Hgo.- Luego de cinco días de que la organización Antorcha Campesina en Hidalgo, instaló un plantón por tiempo indefinido frente a la sede de la Presidencia Municipal en demanda de obras y servicios para las comunidades más pobres, el alcalde panista Alejandro Bautista Medina, amenaza con reprimir a los reprimir a los antorchistas y ha ordenado para este sábado 6 de marzo con un desalojo que pudiera ser de manera violenta.

La advertencia fue hecha pública por la dirigencia estatal y regional de Antorcha Campesina, que a través de Guadalupe Orona Urias y Mario García Castillo, expresó su preocupación por la posible violación de los derechos constitucionales de los manifestantes, que a lo largo de cinco días han sufrido acciones de hostigamiento por parte de la policía municipal y por Mario Sánchez, secretario general del Ayuntamiento.

Mario García Castillo, dirigente regional de antorcha en la Huasteca Hidalguense, señaló que los funcionarios públicos que laboran en la administración del presidente municipal panista, Alejandro Bautista Medina, han hecho objeto a los campesinos indígenas que se manifiestan en Tlanchinol, de una serie de agresiones y acciones de intimidación, como lo es el seguimiento que los policías hacen de todas las personas que participan en el plantón cuando se dirigen a sus domicilios.

Explicó que existe la amenaza expresa de Alejandro Bautista de realizar el desalojo del plantón este sábado, para lo cual han sido rodeados por la fuerza pública del municipio, lo cual tendría que ser por la fuerza, pese a que quienes se manifiestan lo hacen de manera pacífica, lo que sería violatorio de los derechos a la libre organización y la libre manifestación que consagra la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Al respecto la dirigente estatal de Antorcha Campesina, Guadalupe Orona Urias, hizo un llamado a las autoridades del Gobierno del Estado, para que intervengan a favor de los campesinos más desprotegidos de este municipio serrano y frenen los intentos de represión por parte del gobierno municipal emanado del Partido Acción Nacional, pues afirmó que el estado, debe ser el garante de los derechos de todo ciudadano Hidalguense.

Indicó que en caso de registrarse el desalojo y la represión por parte del alcalde Bautista Medina, la organización realizará diversas acciones para seguir exigiendo el otorgamiento de obras y servicios para los indígenas de estas comunidades, entre las cuales contemplan la posibilidad de instalar un plantón frente a la sede del gobierno estatal, o en su defecto, trasladar el que se tiene en la presidencia municipal.

Finalmente advirtieron que a pesar de la amenaza de desalojo, los manifestantes continúan en pie de lucha y “ni con la policía nos harán desmayar en nuestra lucha por la solución de sus demandas”.

En torno a la posible represión por parte del Ayuntamiento de Tlanchinol en contra de los antorchistas de ese municipio, Unomásuno-Hidalgo buscó conocer la posición del presidente municipal Alejandro Bautista Medina, pero en sus oficinas, de manera reiterada afirmaron que el alcalde no concede entrevistas al respecto.

Página siguiente »

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.590 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: